capsalera4

foto_1r_congres

Del 13 al 18 de octubre de 1906, Antoni M. Alcover consiguió lo que algunos habían pronosticado como irrealizable, llevar a cabo el Primer Congreso Internacional de la Lengua Catalana. El congreso fue un evento muy significativo para la restauración de la lengua y el compromiso colectivo de reivindicar su difusión y estudio. Se inscribieron 3.088 participantes y fue el primer hito del proceso de normalización y modernización de la lengua.

Antoni M. Alcover lo anunció dos años antes, en una conferencia pronunciada día 25 de enero de 1904 en el Ateneu Barcelonès; el primer proyecto se dirigía a convocar un congreso de sintaxis catalana. Para la preparación del congreso contó con la ayuda del Dr. Bernhard Schädel y con el trabajo de diversas comisiones organizadoras.

De hecho, la concepción del congreso surgía a raíz de las dificultades que llevaba implícita la obra magna que Alcover había iniciado el 1900: la elaboración del Diccionari català-valencià-balear (Diccionario catalán-valenciano-balear). La falta de estudios gramaticales y científicos y de estudiosos preparados fue, juntamente con otros motivos, lo que impulsó a Alcover a concebir un congreso que se ocupara, en primer lugar, de la lengua catalana en general y, después, de aspectos filológicos, históricos, literarios, sociales y jurídicos, como lo indican las tres secciones en las que se dividió: filológico-histórica, literaria y social-jurídica. La inclusión de personas provenientes de ámbitos tan diversos suponía la implicación de todos los sectores sociales.

Además de las sesiones científicas de trabajo, el congreso representó un evento social de primer orden para Barcelona y las tierras catalanas, ya que incluyó actos culturales de gran relevancia, como la exposición bibliográfica catalana -que recogió libros, periódicos y otros materiales publicados en catalán des de 1840 hasta el 1906 en el Palacio de Bellas Artes-, funciones de gala, conferencias y conciertos del Orfeón Catalán, y culminó con la Garden Party, que tubo lugar en el Parc Güell de Barcelona.

Fue un congreso internacional, en el que participaron romanistas extranjeros, que aportaron directrices científicas de acuerdo con la lingüística moderna. Tubo un éxito extraordinario: más de tres mil congresistas, con la participación de los mejores romanistas europeos de ese momento y adhesiones tan prestigiosas como la de M. Menéndez y Pelayo, F. Mistral, J. Fastenrath, J. Saroïhandy, R. Foulché-Delbosc, E. Vogel, A. Farinelli, A. Körösi, A. Gómez Restrepo, Rufino J. Cuervo, A. Pikhart, etc. Desde un punto de vista político, el congreso recibió el apoyo de los poderes del momento: de la Liga Regionalista, del Ayuntamiento y de la Diputación de Barcelona y de Solidaridad Catalana. A nivel interno, la prensa se hizo eco ya desde el primer proceso de gestación.

Efectivamente, la transcendencia de este congreso para el renacimiento lingüístico y literario fue grandiosa. De hecho, a partir de este momento, la figura de Alcover inspiró tanta admiración que fue nombrado Apóstol de la Lengua Catalana.

El congreso fue, juntamente con otros eventos notables que se realizaron el año 1906, una actividad de gran transcendencia para el futuro de la lengua catalana: el año siguiente se fundó la Biblioteca de Cataluña y, sobre todo, el Instituto de Estudios Catalanes; el 1908 se promovieron becas para la formación en el extranjero de futuros filólogos y se editaron las actas del congreso; el 1913, se creó la Lliga del Bon Mot (Liga de la Buena Palabra) y aparecieron las normas ortográficas dictadas por la Sección Filológica (constituida el 1911 por Enric Prat de la Riba y presidida por Alcover).

Dice así Antoni M. Alcover en el discurso inaugural:
“Para esto hemos convocado y celebramos este congreso, para ver si logramos que todos los que dicen ser amadores de nuestra lengua, se deciden por fin a darse las manos, a hacer todos un cuerpo para mover, para impulsar, para llevar a cabo la restauración, reintegración y enaltecimiento de la lengua catalana, trabajando cada uno según todas sus fuerzas, según toda su posibilidad”.


logo_alcover

Carrer del Pare Andreu Fernàndez, núm. 12 · 07500 Manacor · Tel/Fax: 662 320 444